El No de Australia prohíbe la Resolución de las armas nucleares

Por Neena Bhandari

SYDNEY (IDN) - Mientras el telón cae en 2016, el año que marcó el quinto aniversario de Fukushima y el 30 aniversario de los desastres nucleares de Chernobyl, enviando un sombrío recordatorio de las devastadoras consecuencias humanitarias y ambientales de estas armas de destrucción masiva, la resolución para liberar al mundo de las armas nucleares es más fuerte que nunca.

La resolución A/C.1/71/L.41 de las Naciones Unidas, en la que se pide la celebración de negociaciones sobre un "instrumento jurídicamente vinculante de prohibición de las armas nucleares, que conduzca a su eliminación total", fue adoptada en la 71ª reunión de la Primera Comisión del Asamblea General de las Naciones Unidas (Asamblea General de las Naciones Unidas) el 27 de octubre de 2016, con 123 miembros, incluyendo la nuclear Corea del Norte, votando a favor de avanzar en las negociaciones multilaterales de desarme nuclear, 38 votaron en contra y 16 se abstuvieron.

Australia, otrora campeona del desarme nuclear, optó por oponerse a la Resolución, incluso cuando los vecinos más cercanos del continente en la región de Asia y el Pacífico votaron a favor, junto a los países africanos, latinoamericanos y caribeños.

El director australiano de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), Tim Wright, dice: "Si Australia continúa oponiéndose a este tratado, se arriesga a alienar a otras naciones de la región. Es profundamente lamentable que Australia, en lugar de defender lo que es moralmente correcto y necesario, optó por ponerse al lado del pequeño número de naciones con armas nucleares y de otros que dicen que las armas nucleares son legítimas".

"El intento de Australia de hacer descarrilar al grupo de trabajo de la ONU sobre el desarme nuclear fue una medida extraordinaria, que dio lugar a una espectacularidad. Dio como resultado una recomendación más clara y el fortalecimiento de la determinación de otras naciones para iniciar negociaciones en 2017 sobre un tratado que prohíba las armas nucleares", agregó.

La Resolución sigue a tres conferencias intergubernamentales sobre el impacto humanitario de las armas nucleares que se celebraron en Noruega, México y Austria durante 2013 y 2014. Estas conferencias prepararon el camino para que los países no nucleares desempeñaran un papel más asertivo en el desarme.

Llamando a Australia a poner fin inmediatamente a su supuesta dependencia de las armas nucleares estadounidenses, Wright dijo a IDN: "Esta peligrosa política de disuasión nuclear prolongada socava el desarme y promueve la proliferación. Envía un mensaje a otras naciones de que estas armas de destrucción masiva son legítimas, necesarias y útiles. No puede haber ninguna justificación para esta política. Ningún otro país de nuestra región inmediata reclama protección por las armas nucleares".

Los Estados y países nucleares que suscriben la disuasión nuclear extendida de los Estados Unidos para la seguridad, como Australia, Japón y Corea del Sur, se han opuesto a la Resolución.

Cabe señalar que Nueva Zelandia apoyó la Resolución, que es coherente con sus últimas tres décadas de historia social y jurídica sobre el tema de las armas nucleares. Wright dice: "Australia, que alguna vez fue partidaria del desarme nuclear, en los últimos años ha abandonado por completo el principio sobre esta cuestión, aprovechando todas las oportunidades para defender la posesión y el uso potencial de estas peores armas de destrucción masiva".

Nueva Zelanda, Indonesia, Malasia y Tailandia están entre los países de la región que probablemente desempeñarán un papel clave en las conferencias de negociación programadas para marzo y junio de 2017 en Nueva York.

El Ex Presidente de los Parlamentarios de Nueva Zelanda para la No Proliferación Nuclear y el Desarme (PNND), Maryan Street, dijo a IDN: "Es sorprendente que Australia se opusiera a la Resolución L41. No hay ninguna explicación racional para ello, excepto para declarar lo obvio, que su lealtad a los Estados Unidos sobrepasó todas las demás consideraciones. Australia nunca ha estado en la vanguardia del movimiento antinuclear, por lo que no debería sorprendernos que votara como lo hizo. Con un gobierno liberal conservador, claramente no hay interés en impulsar este asunto".

De los 34 países de Asia y el Pacífico, que votaron sobre el tema, sólo cuatro votaron en contra: Australia, Japón, los Estados Federados de Micronesia y Corea del Sur, y otros cuatro, China, India, Pakistán y Vanuatu, se abstuvieron.

"Estar tan fuera de lugar con sus vecinos más cercanos en una cuestión de importancia estratégica y potencialmente cataclísmica parece ser irresponsable. Australia necesita utilizar el considerable peso que tiene para comprometerse con los foros de Asia y el Pacífico, como las discusiones sobre seguridad regional, y no desvincularse de ellos", dice Street.

Australia ha apoyado la prohibición mundial de armas químicas y biológicas, minas terrestres y municiones en racimo. "Australia está comprometida con la eliminación de armas nucleares aplicada de manera efectiva. Sin embargo, mientras exista la amenaza de un ataque nuclear, la disuasión nuclear extendida de los Estados Unidos sirve a los intereses de seguridad de Australia", dijo a IDN un portavoz del Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio de Australia (DFAT).

Según la encuesta anual de 2016 del Instituto Lowy para Políticas Internacionales de Sydney, el apoyo a la alianza de Estados Unidos ha caído nueve puntos: el 71 por ciento de los australianos considera que la alianza es "muy" o "bastante" importante para la seguridad de Australia. Se trata del nivel de apoyo más bajo desde 2007, pero todavía ocho puntos más alto que el resultado de ese año.

Australia considera que sus esfuerzos deben dirigirse al fortalecimiento del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), que es la piedra angular del régimen mundial de desarme y no proliferación, y cumplir sus compromisos, como los acordados en el plan de acción de la Conferencia de Revisión del TNP de 2010.

"Un tratado de prohibición de armas nucleares sin la participación de países que poseen arsenales nucleares, o sin tener en cuenta el ambiente de seguridad internacional, sería ineficaz en la eliminación de armas nucleares", añadió el portavoz del DFAT.

Si bien el TNP sigue siendo esencial para prevenir la propagación de armas nucleares y como base para las negociaciones de desarme, Wright dice: "El tratado que prohíbe las armas nucleares es una medida diseñada para aplicar el artículo VI del TNP. El tratado de prohibición cerrará las lagunas del actual régimen jurídico internacional que rige las armas nucleares. Dejará claro, sin lugar a dudas, que es ilegal que cualquier nación use, pruebe, fabrique o almacene armas nucleares".

Wright añade: "Es profundamente preocupante que Australia y varios otros países pro nucleares parezcan haber abandonado su apoyo al TNP y se nieguen a cumplir con su obligación bajo el artículo VI del tratado de proseguir las negociaciones para el desarme nuclear".

Todos los 191 Estados Partes del TNP se han comprometido con el Artículo 6 a "proseguir las negociaciones de buena fe sobre las medidas eficaces relativas al cese de la carrera de armamentos nucleares en una fecha próxima y al desarme nuclear".

"En 1996 la Corte Internacional de Justicia aconsejó que tenían la obligación de llevar estas negociaciones a una conclusión. La Resolución L.41 se ajusta a esta obligación e intenta darle expresión práctica", dice Ramesh Thakur, Director del Centro de No Proliferación Nuclear y Desarme de la Escuela de Políticas Públicas Crawford de la Universidad Nacional de Australia en Canberra.

Cuatro de los cinco Estados poseedores de armas nucleares que son signatarios del TNP, Francia, Rusia, el Reino Unido y Estados Unidos, votaron en contra de la Resolución junto a Israel, una potencia nuclear no TNP. China, que tiene alrededor de 260 ojivas nucleares, India con entre 100-120 cabezas nucleares y Pakistán con entre 110-130 cabezas nucleares, se abstuvieron.

Thakur dice: "Un tratado legal de prohibición de armas nucleares por sí solo no puede lograr el desarme nuclear, pero puede ser un elemento vital para revivir el impulso y revitalizar los esfuerzos para pasar de la prohibición a la eliminación total de las ojivas nucleares y el desmantelamiento de la infraestructura de armas nucleares."

Desde la ratificación del TNP en 1973, Australia tiene más o menos un enfoque bipartidista de las cuestiones nucleares mundiales. Como señaló el senador del Partido Laborista y Ministro de Relaciones Exteriores, Penny Wong, en un comunicado de prensa, "El trabajo apoya la acción efectiva y factible hacia la no proliferación y el desarme, y seguirá activamente buscando un camino hacia estos objetivos. El trabajo comparte frustraciones internacionales debido al ritmo del desarme y seguimos comprometidos con la causa de la eliminación de las armas nucleares".

Los Verdes australianos también han pedido a la canciller Julie Bishop que explique por qué Australia votó en contra de la Resolución.

"Australia debería apoyar los movimientos en la Asamblea General de las Naciones Unidas para una convención para eliminar las armas nucleares. Australia debe cambiar su política exterior para reflejar cambios de circunstancias y debe perseguir independientemente los intereses de Australia antes de que Donald Trump asuma el cargo de Presidente en enero del próximo año. Estos incluyen el cumplimiento de las cláusulas de no agresión de la Carta de las Naciones Unidas y el Tratado de Amistad y Cooperación en el Sudeste Asiático", dijo a IDN el ex diplomático australiano, Dr. Alison Broinowski. [IDN-InDepthNews - 15 de diciembre de 2016]

Foto: Primera Comisión de la Asamblea General de la ONU en sesión. Crédito: ICAN | 28 de octubre de 2016.

IDN es la agencia insignia del Sindicato Internacional de Prensa.

Search

Newsletter

Donate

We are a close partner of the Global Cooperation Council and request your support for continuing to raise international understanding with a view to prohibiting nuclear weapons.



Report & Newsletter

Toward a World Without Nuclear Weapons 2018

Newsletters April 2016-March 2018

Newsletter Archive 2009-2015

QR Code

QR-Code