Reunión en Nagasaki Recomienda Medidas Concretas Para la Abolición del Armamento Nuclear

Por Ramesh Jaura* | IDN-InDepth NewsAnalysis

BERLIN | NAGASAKI (IDN ) - Más de 50.000 armas nucleares, han sido eliminadas desde la histórica Cumbre de Reykjavik entre el entonces presidente de EE.UU. Ronald Reagan, y su par de la antigua Unión Soviética Mijail Gorbachov, que culminó en un pionero  Tratado de Alcance Intermedio de Fuerzas Nucleares ( INF) en diciembre de 1987 . Pero aun permanecen 17.300 armas nucleares, que amenazan la propia supervivencia de la civilización humana y la vida en la tierra, como señala el Llamamiento 2013 de Nagasaki.

La Federación de Científicos Americanos ( FAS ) calcula que nueve países poseen armas nucleares : Estados Unidos ( 7700 cabezas ) , Rusia ( 8500 ) , Gran Bretaña ( 225 ) , Francia ( 300 ) , China ( 250 ) , Israel ( 80 ), India ( entre 90 y 110 ), Pakistán ( entre 100 y 120 ) y Corea del Norte ( 10 ) .

Cinco países europeos - Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos y Turquía - albergan armas nucleares estadounidenses en su suelo como parte de un acuerdo de reparto nuclear de la OTAN. Aproximadamente dos docenas de otras naciones - Albania , Australia , Bulgaria, Canadá, Croacia, República Checa , Dinamarca , Estonia , Grecia , Hungría , Islandia , Japón , Letonia , Lituania , Luxemburgo , Noruega , Polonia , Portugal, Rumania, Eslovaquia , Eslovenia , Corea del Sur , y España - afirman que dependen de las armas nucleares de Estados Unidos para su seguridad . Además, hay cerca de 40 naciones con poder nuclear o reactores de investigación que pueden ser desviados para la producción de armas.

Según los expertos, la difusión de conocimientos en materia nuclear ha aumentado el riesgo de que más naciones desarrollen la bomba. Y esto a pesar del hecho de que " el peligro de la aniquilación nuclear, por accidente, error de cálculo o diseño sigue proyectando una oscura sombra sobre el futuro de la humanidad”.

Además, señala el Llamamiento Nagasaki, el fracaso de los Estados poseedores de armas nucleares para lograr un mayor progreso hacia un mundo libre de armas nucleares socava la legitimidad del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). El Llamamiento advierte: " repetidos retrasos en el cumplimiento de los Estados poseedores de armas nucleares para cumplir el compromiso inequívoco del desarme nuclear ha desacreditado el régimen de no proliferación y pueden destruirlo. "

El hito del Llamamiento de Nagasaki surgió de la quinta Asamblea Global de Ciudadanos de Nagasaki para la Eliminación de las Armas Nucleares, 2-4 noviembre 2013 en Nagasaki - la segunda y, hasta la fecha, última ciudad en el mundo que experimentó un ataque nuclear, junto con Hiroshima, hace 68 años. Los ciudadanos de Nagasaki han continuado su tradición de convocar dichas Asambleas de Ciudadanos Globales, que se han estado celebrando cada dos años desde el año 2000.

Los participantes de la Asamblea incluyeron a representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) y científicos de Japón y de otros países. Ellos escucharon de nuevo las voces de los hibakusha, los sobrevivientes de los bombardeos atómicos estadounidenses de Hiroshima y Nagasaki, y su reclamo urgente de que la eliminación de las armas nucleares se convierta en una realidad mientras estén todavía en vida. También escucharon las voces de esperanza de que los jóvenes acepten la responsabilidad de alcanzar y mantener un mundo sin armas nucleares.

David Krieger fue participante y vocero eminente - como lo fue en cuatro reuniones anteriores como invitado de la ciudad de Nagasaki -. Kriege es   presidente de la Nuclear Age Peace Foundation (Fundacion por la Paz en la Era Nuclear) y ha participado en la redacción de todos del Llamamiento Nagasaki.

Krieger dijo en un comentario de correo electrónico remitido a IDN: " El Llamamiento 2013 de Nagasaki es un documento extraordinario. Refleja el espíritu de Nagasaki, la segunda de las dos ciudades victimas de bombas atómicas del planeta, y el deseo de sus sobrevivientes de asegurar que Nagasaki siga siendo la última ciudad que haya tenido que sufrir una tragedia así. Creo que el llamado debe ser leído por todos los ciudadanos de la Tierra y estudiado por los jóvenes de todo el mundo”.

Un punto a destacar del Llamamiento, dijo Krieger, es que toma nota del accidente nuclear de Fukushima, Japón, en marzo de 2011: " El miedo y el sufrimiento de los ciudadanos de Fukushima para su salud y su vida renovaron nuestro reconocimiento de los peligros de la radioactividad, ya sea de las armas nucleares o la energía nuclear. Las experiencias de Fukushima y los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki nos han demostrado que los efectos de los desastres nucleares son incontrolables en el tiempo y el espacio“.

Razones para la esperanza

A pesar de " enormes desafíos ", el Llamamiento muestra que hay razones para la esperanza, entre las que destaca la renovada atención internacional a las devastadoras consecuencias humanitarias que tendría cualquier uso de armas nucleares. También mostró que la confianza en la disuasión nuclear para la seguridad nacional es " decepcionante", en un mundo en el que la seguridad humana y la seguridad global están siendo amenazadas por las armas nucleares, dijo Krieger.

Al describir la falta de humanidad de las armas nucleares, la resolución adoptada en noviembre de 2011 por el Consejo de Delegados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja identificó la necesidad de " concluir las negociaciones... para prohibir el uso y eliminar por completo las armas nucleares a través de un acuerdo internacional jurídicamente vinculante”.

Los desastres humanitarios que el uso de las armas nucleares puede generar han sido discutidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2010, y en las reuniones del comité preparatorio para la Conferencia de Revisión del TNP de 2015. Por otra parte, el gobierno de Noruega llevo a cabo una conferencia internacional en Oslo en marzo de 2013 sobre los efectos  humanitarios de las armas nucleares. Una reunión posterior, será organizada por el gobierno de México en febrero de 2014.

Krieger destacó otro aspecto del Llamamiento de Nagasaki , que aboga por "una serie de acciones concretas, en particular: comenzar las negociaciones sobre la prohibición y la eliminación de las armas nucleares; que  los EE.UU. y Rusia tomen las medidas de desarme nuclear unilateral y bilateral; la eliminación gradual de dependencia de las armas nucleares en las políticas de seguridad de todos los países, una mayor participación ciudadana en las campañas de la abolición nuclear, el establecimiento de nuevas zonas libres de armas nucleares; ayudar a las víctimas de Fukushima  y aprender la lección de que la humanidad no puede  confiar en la energía nuclear más de cuánto confía en  las armas nucleares " .

En el Llamamiento se lee: " El accidente de Fukushima nos ha enseñado que no podemos seguir confiando en la energía nuclear. " Recuerda que Senji Yamaguchi trajo la experiencia de los hibakusha de la bomba atómica a  las Naciones Unidas en 1982 , cuando declaró : "No más Hiroshimas , no más Nagasakis , No más hibakusha , no más guerra ! " , y agregó: el accidente de Fukushima requiere que agreguemos también un " No Más Fukushimas " !

El Llamamiento también ofrece algunos consejos específicos para el gobierno japonés sobre la base de sus responsabilidades especiales como el único país del mundo que ha sido atacado con armas nucleares, dijo Krieger. “Estas responsabilidades incluyen: salir del paraguas nuclear de EE.UU., proporcionando liderazgo para lograr una zona libre de armas nucleares en el noreste de Asia, lo que demuestra el liderazgo de abolición de armas nucleares, y la búsqueda de asistencia internacional para el control de la crisis radiológica en Fukushima. "

El Llamamiento señala que los líderes de 532 autoridades locales de Japón han expresado su apoyo a una zona libre de armas nucleares en el noreste de Asia, al igual que 83 parlamentarios japoneses y surcoreanos de todo el espectro político en una declaración conjunta el 22 de julio de 2010. En septiembre de 2013, el Presidente de Mongolia indicó en la Asamblea General de las Naciones Unidas el interés de su país en explorar el establecimiento de una zona libre de armas nucleares en el noreste de Asia.

Para demostrar su liderazgo, se lee en el Llamamiento, Japón debería aprovechar la oportunidad presentada por la iniciativa de No Proliferación y Desarme (NPDI) en  la Reunión de Ministros de Asuntos Exteriores de que tendrá lugar en Hiroshima en abril de 2014. Japón debe instar a los líderes políticos y funcionarios de gobierno que participarán en la Cumbre del G-20 que se celebrará en Japón en 2016 a que visiten Hiroshima y Nagasaki.

Además, los participantes de la Asamblea de Ciudadanos Globales de Nagasaki se comprometen a hacer " máximos esfuerzos para lograr un mundo sin armas nucleares ", y  que " Nagasaki sea la última ciudad bombardeada". Esto, señala Krieger, es un objetivo necesario para la humanidad y para el futuro. “Es el gran reto al que se enfrentan todos los que vivimos en este planeta en la era nuclear. Nagasaki está haciendo su parte para abrir camino. Necesitan nuestras voces y nuestros compromisos para tener éxito”.

Pasos Concretos

Para que esto se haga realidad, El Llamamiento recomienda una serie de medidas concretas - la mayoría de las cuales han sido propuestas por el presidente de Soka Gakkai Internacional (SGI), Daisaku Ikeda en sus Propuestas de Paz - que incluyen:

La convocatoria de negociaciones sobre la prohibición completa y la eliminación de las armas nucleares para 2014, y que dichas negociaciones cuenten con el apoyo de la Conferencia de Revisión del TNP en 2015 y la Conferencia de Alto Nivel que hayan de realizarse a más tardar el año 2018.

Que EE.UU. y Rusia reduzcan significativamente sus arsenales nucleares estratégicos y no estratégicos, desplegados y no desplegados, a través de medidas bilaterales o unilaterales, y un alto en el desarrollo y la modernización de los sistemas de armas nucleares por parte de todos los países con armas nucleares, allanando el camino a la reasignación de 100 000 000 000 USD al año para satisfacer las necesidades sociales y económicas.

La eliminación gradual de la función y la importancia de las armas nucleares en las políticas militares y exteriores de países con armas nucleares y aquellos países que dependen de los paraguas nucleares y armas nucleares y estigmatizar las armas nucleares mediante la promulgación de legislaciones nacionales y la desinversión en las industrias de armamento nuclear.

Una mayor participación de la ciudadanía y la participación de los jóvenes de todo el mundo en campañas para la eliminación de las armas nucleares , como los Alcaldes por la Paz , los Parlamentarios por la No Proliferación Nuclear y el Desarme ( PNND ) , la abolición de la red Global 2000 para eliminar las armas nucleares ( Abolición 2000 ) , la Campaña Internacional para Abolir las Armas nucleares ( ICAN ) , y Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear ( IPPNW ) .

* Ramesh Jaura es editor global de IDN y su publicación hermana de Perspectivas Mundiales, editor en jefe de IPS Alemania y miembro del consejo de redacción de Other News. También es presidente ejecutivo del Consejo de Cooperación Global, miembro del consejo de IPS y coordinador internacional y global del proyecto de la SGI de IPS para el fortalecimiento de la conciencia pública sobre la necesidad de abolir las armas nucleares. [ IDN - InDepthNews - 16 noviembre 2013]

Artículos relacionados:
http://www.truth-out.org/opinion/item/19738-delegitimizing-nuclear-weapons-the-role-of-citizens-and-hibakusha
http://www.abolishnukes.com/short_essays/victory_humanity_krieger.html

Copy de las fotos: popularresistance.org

2013 IDN-InDepthNews | Analysis That Matters

Siguenos en Twitter y Facebook: 
http://twitter.com/InDepthNews 
http://www.facebook.com/IDN.GoingDeeper