Japón considera formas de quitarse la camisa de fuerza e ir por el todo buscando la abolición nuclear

Por Katsuhiro Asagiri

Tokio (IDN) – El profundo interés de Japón por los esfuerzos de la comunidad internacional para ayudar a llevarnos a un mundo libre de armas nucleares fue destacado en el período previo a la conmemoración del Día internacional para la eliminación total de armas nucleares, el 26 de septiembre, el cual celebró por primera vez en 2014 de acuerdo con decisión de la Asamblea General de la ONU.

Dos acontecimientos marcaron los esfuerzos de la sociedad civil de Japón para aprovechar del día para aumentar la conciencia de la eliminación completa de las armas nucleares, y permitirle al país deshacerse de la camisa de fuerza de las obligaciones impuestas por la amenaza de Corea del norte, las delicadas relaciones con China, y la protección nuclear de los Estados Unidos.

Uno de los eventos fue la exhibición conjunta antinuclear de Soka Gakkai Internacional (SGI) y la campaña internacional para abolir las armas nucleares, (ICAN), ganadora del premio Nobel de la paz 2017, con el título "Todo lo que atesoras – por un mundo libre de armas nucleares" que abrió por primera vez en Tokio el 21 de septiembre.

La exposición destacando la importancia de la pronta entrada en vigor del Tratado sobre la prohibición de armas nucleares (TPNW) se ha celebrado en 88 ciudades en 20 países desde su lanzamiento en Hiroshima en 2012.

El Tratado fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en julio de 2017. Quedó abierto para la firma en septiembre de 2017. Hasta ahora, 69 países han firmado y 19 han ratificado el tratado. Entrará en vigor 90 días después de que 50 estados lo hayan ratificado.

Japón no asistió a las negociaciones del Tratado; ni firmó ni ratificará el tratado. El ministro de asuntos exteriores, Taro Kono, explicó las razones en un mensaje en el evento titulado "Hacia un mundo libre de armas nucleares – pensando en el papel del único país que ha sido víctima de las bombas atómicas" el 24 de septiembre.

El evento fue organizado conjuntamente por la Red japonesa de ONG por la abolición de las armas nucleares y por el Centro de información de las Naciones Unidas, en cooperación con la Facultad de derecho de la Universidad de Meiji y The Hibakusha Appeal.

El ministro Kono explicó que, aunque la estrategia del tratado es diferente a la del gobierno, el gobierno comparte el objetivo de la abolición de las armas nucleares. Por otro lado, dijo, el TPNW fue redactado sin tener en cuenta el aspecto de la seguridad: tanto estados con armas nucleares como estados que enfrentan la amenaza a la seguridad, tales como Japón. Por esta razón, ninguno de los dos grupos ha participado en las negociaciones del tratado.

Sin embargo, declaró Kono, el gobierno japonés continuará acometiendo con persistencia esfuerzos prácticos y concretos que involucren a estados con armas nucleares a través de la promoción de la pronta entrada en vigor del Tratado de prohibición amplia de pruebas nucleares (CTBT), el cual prohíbe toda explosión nuclear, tanto con fines civiles como militares, en todos los ambientes.

También prometió esforzarse por lograr un inicio temprano para las negociaciones sobre un Tratado de interrupción del material fisible (TCPMF), una propuesta de acuerdo internacional que prohibiría la producción de los dos principales componentes de las armas nucleares: uranio altamente enriquecido (HEU) y plutonio.

Además, dijo el ministro Kono, continuaría promoviendo el Tratado de no proliferación de armas nucleares, conocido como el Tratado de no proliferación o NPT, el cual, a su juicio, es la piedra angular del desarme nuclear internacional y del régimen de no proliferación y ha logrado varios resultados como cuestión central del régimen.

En su opinión, es importante buscar la seguridad y el desarme nuclear al mismo tiempo. Japón considera que la trayectoria hacia "un mundo libre de armas nucleares" depende de la acumulación constante de medidas concretas y prácticas bajo la cooperación de estados con armas nucleares y estados sin armas nucleares, a la vez que se mantiene un equilibrio entre aspectos humanitarios y de seguridad. Mantener y fortalecer el NPT, por lo tanto, seguirá siendo el centro de los esfuerzos de Japón.

La transparencia, un mecanismo de verificación del desarme nuclear, y un debate interactivo que involucre tanto a estados poseedores como no poseedores de armas nucleares, además de esfuerzos activos y discusiones entre las partes estatales del tratado NPT, podrían ayudar a construir puentes que conduzcan a un mundo libre de armas nucleares.

El ministro Kono cree que, como el único país que ha sufrido un bombardeo atómico, Japón tiene la misión de firmemente transmitir a generaciones venideras la correcta comprensión de las realidades de los bombardeos atómicos a través de las fronteras y de las generaciones.

A medida que los sobrevivientes de la bomba atómica (Hibakushas) están envejeciendo, el gobierno de Japón lanzó el programa 'Comunicador juvenil por un mundo sin armas nucleares' en 2013, con el fin de apoyar los esfuerzos por transmitir la realidad de los bombardeos atómicos a las generaciones futuras.

Se espera que un Comunicador juvenil por un mundo sin armas nucleares participe en varios eventos internacionales, tales como exposiciones de bombardeos atómicos, propicias para compartir las realidades de la utilización de armas nucleares con la comunidad internacional, así como con las generaciones futuras.

Terumi Tanaka, secretario general de Nihon Hidankyo, una organización japonesa de víctimas de bombas atómicas y de hidrógeno, en su discurso titulado "Veo una luz en el camino hacia la abolición nuclear" dijo que el TPNW fue adoptado por 122 países, que representan cerca del 60 por ciento de la población mundial.

El gobierno japonés ha anunciado que ni firmará ni ratificará el tratado. El reto es cómo convencer al gobierno japonés de hacerlo. "Pero incluso si el TPNW entra en vigor, pero los estados con armas nucleares no cooperan, no podremos hacer realidad la abolición nuclear", dijo Tanaka.

"Por lo tanto, necesitamos cambiar la mentalidad de los estados con armas nucleares y sus estados dependientes, como la OTAN, la mentalidad de dependencia de la política de disuasión nuclear", agregó.

El gobierno japonés ha asumido la postura de un estado dependiente de los arsenales nucleares de Estados Unidos para la seguridad de la nación. "Es hora de preguntarnos nuevamente si una mayoría de los japoneses realmente quisiera ser dependiente de las armas nucleares de Estados Unidos para nuestra seguridad", destacó Tanaka.

"Desde la perspectiva de los Hibakusha, tememos que una guerra armada conllevaría en última instancia a una guerra nuclear. Por lo tanto, creo que el pueblo japonés debe tener en cuenta que no debemos utilizar las armas nucleares; de hecho, debemos eliminarlas, y que la idea de hacerse dependiente de las armas nucleares es incorrecta".

El ministerio de relaciones exteriores dice que le atribuye importancia a la educación sobre el desarme e invita a jóvenes diplomáticos del extranjero a Hiroshima y Nagasaki para reunirse con Hibakusha, dijo Tanaka.

"Desde mi perspectiva, estos esfuerzos no son suficientes. Japón debe liderar al mundo en la educación sobre el desarme. En mi opinión, Japón debe colocar a la educación sobre la abolición nuclear como el pilar de su educación para el desarme, dirigida a los jóvenes, y concentrar sus actividades en este pilar".

La renombrada actriz Sayuri Yoshinaga, quien ha convertido del recitar poesía sobre las bombas atómicas el trabajo de su vida, dijo en una charla con Akira Kawasaki, miembro del Comité Ejecutivo de Peace Boat y miembro del grupo de administración internacional de ICAN: "Ahora que se ha adoptado el TPNW, espero que en Japón reflexionemos sobre este tema y le digamos 'No' a las armas nucleares".

El evento del 24 de septiembre incluyó una mesa redonda sobre "el potencial de la educación para el desarme" con la Sra. Kaoru Nemoto, directora del Centro de información de las Naciones Unidas en Tokio, como moderadora.

Nobuharu Imanishi, director de la División de control de armamentos y desarme del Ministerio de relaciones exteriores, señaló que cada mes de agosto, el Ministerio de relaciones exteriores ha organizado, en la misión permanente japonesa en Ginebra, una reunión entre mensajeros de Hiroshima-Nagasaki por la paz (estudiantes de secundaria seleccionados por 50 organizaciones por la paz en Japón desde 1998 para transmitir las voces de Hiroshima y Nagasaki al mundo) y diplomáticos de varios países en Ginebra.

Además, el Ministerio de relaciones exteriores ha estado apoyando el programa de becas de las Naciones Unidas sobre el desarme – programa de visita a Japón. Desde 1982, 957 diplomáticos de varios países han visitado Hiroshima y Nagasaki a través de este programa. Varios diplomáticos que trabajan en asuntos relacionados con el desarme en la ONU en Nueva York y Ginebra han participado en este programa y adquirido conocimientos sobre la realidad del bombardeo atómico.

La Sra. Masako Toki, gerente del proyecto de educación en el Centro James Martin de estudios sobre la no proliferación en el Instituto de estudios internacionales de Middlebury en Monterey, destacó la importancia de la educación para el desarme. Se refirió a un Comentario de William Perry en el Foro Critical Issue en Monterrey: "A menos que los jóvenes entiendan la verdadera amenaza que suponen las armas nucleares, a través de la educación para reducir la amenaza nuclear, el avance hacia la abolición nuclear es imposible".

El ex secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en su conferencia en Monterrey 2013, dijo: "Es más fácil que los estudiantes aprendan la lógica de la disuasión nuclear a que aprendan a descartar los mitos que mantienen las armas nucleares donde están. Pero la educación puede ayudar a refutar la afirmación de que el desarme nuclear es utópico".

La Sra. Mitsuki Kudo, de la delegación de juventud de Nagasaki, mostró un video de cinco minutos que su equipo presentó en un evento paralelo durante la segunda sesión del Comité Preparatorio para el NPT en Ginebra en abril de 2018. El video presenta las voces de ciudadanos jóvenes en Nagasaki y su percepción de las armas nucleares. Esto incluyó declaraciones como: "es difícil abolir por completo las armas nucleares"; "las armas nucleares están del lado de la muerte", "las armas nucleares son impredecibles" y "son terribles para coexistir".

Incluso entre los jóvenes en Nagasaki, dijo la Sra. Kudo, aunque se supone que los jóvenes han recibido educación para la paz, algunos parecen tener opiniones negativas ante los asuntos del desarme nuclear y algunos están casi en un estado de renunciar a la esperanza de cambiar la realidad. [IDN-InDepthNews - 30 de septiembre de 2018]