Trump espera un "momento mágico" para prohibir las armas nucleares

Por Shanta Roy

NACIONES UNIDAS (IDN) - La Revisión de la Postura Nuclear de 2018 (NPR, por sus siglas en inglés), publicada el 2 de febrero, es una peligrosa desviación del pasado y parece reflejar el firme compromiso de Estados Unidos de utilizar con prontitud las armas de destrucción masiva más mortíferas del mundo, incluso si Estados Unidos es sólo un blanco de "ataques estratégicos no nucleares significativos", incluidos los ciberataques.

La nueva declaración política -que refleja una amplia justificación de una guerra nuclear-, también debe ser considerada en contra de las continuas declaraciones contradictorias del presidente Donald Trump sobre cuestiones como el cambio climático, el acuerdo nuclear iraní y, lo que es más importante, el uso de armas nucleares.

Y, en el discurso sobre el Estado de la Unión del 30 de enero, una plataforma para las principales declaraciones de política estadounidense, dijo: "Tal vez algún día en el futuro, habrá 'un momento mágico' cuando los países del mundo se reúnan para eliminar sus armas nucleares."Desafortunadamente, dijo, "aún no hemos llegado".

Pero ese momento mágico parece escurridizo - y a lo sumo, una fantasía política, particularmente bajo la administración de Trump.

Jayantha Dhanapala, ex Subsecretario General de la ONU para Asuntos de Desarme, dijo a IDN que la mayoría de los comentarios sobre la Revisión de la Postura Nuclear de la Administración Obama, como se explicó en años anteriores, lamentaron el hecho de que, para un líder visionario que prometió un mundo libre de armas nucleares, no fuera lo suficientemente lejos como para negar cualquier posible uso de armas nucleares.

"El documento político de Trump va más allá, prometiendo construir nuevas armas y usarlas. No es de extrañar entonces que el Reloj del Juicio Final se haya fijado en dos minutos hasta la medianoche o el Armagedón", anotó.

"Un fuerte aumento en el presupuesto militar de Estados Unidos es predecible con otros estados con armas nucleares respondiendo en igual medida", advirtió Dhanapala, ex presidente de Pugwash (2007-17).

Justificando la beligerancia nuclear de Trump, la embajadora de EE. UU. ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que el NPR asegura que "Estados Unidos sigue estando flexible y bien preparado para las singulares amenazas que enfrentamos hoy".

"Queremos ver un mundo libre de armas nucleares, pero nuestra política nuclear debe arraigarse en la realidad del mundo en el que vivimos, donde los regímenes agresivos como Corea del Norte nos amenazan a nosotros y a nuestros aliados con la persecución de armas nucleares y balísticas ilegales", señaló.

En un editorial titulado "Jugando con fuego y furia contra Corea del Norte", el New York Times escribió el 2 de febrero que "las señales apuntan cada vez más a una acción militar unilateral estadounidense" contra Corea del Norte.

"A lo que decimos: No lo hagan," advirtió el Times, señalando que Trump parece estar construyendo una situación de guerra por "razones emocionales", invocando el caso de un estudiante estadounidense, Otto Warmbier, que murió el año pasado después de ser detenido en Corea del Norte.

Además de la amenaza ominosa de tomar represalias contra los supuestos enemigos con armas nucleares, la última NPR subraya varios escenarios alarmantes, incluyendo una importante mejora del arsenal estadounidense: el desarrollo de dos nuevas armas nucleares con base en el mar; una propuesta para desarrollar por lo menos 12 nuevos submarinos de clase Columbia que entrarán en funcionamiento en 2031; y el desarrollo y despliegue de 100 nuevos misiles terrestres para reemplazar la fuerza de misiles Minute-man.

Las armas con base en el mar incluirán un misil balístico de bajo rendimiento lanzado por submarinos y un misil de crucero lanzado por mar.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, los nuevos programas nucleares estadounidenses podrían costar hasta 1,2 billones de dólares.

John Burroughs, director ejecutivo del Comité de Abogados sobre Políticas Nucleares con sede en Nueva York, dijo que el NPR ignora las obligaciones legales internacionales de Estados Unidos y aumenta los riesgos de una guerra nuclear.

El NPR de Trump, dijo, afirma de paso que la "realización de operaciones nucleares se adheriría al derecho de los conflictos armados".

Así, en un informe de 2013 sobre la estrategia de empleo nuclear se afirmaba que todos los planes para el uso de armas nucleares deben "por ejemplo, aplicar los principios de diferenciación y proporcionalidad y tratar de reducir al mínimo los daños colaterales a la población civil y los objetos civiles".

En apariciones públicas el otoño pasado, dijo Burroughs, los actuales y antiguos comandantes del Comando Estratégico afirmaron que las órdenes de utilizar armas nucleares en violación del derecho de los conflictos armados serían rechazadas.

"La verdad es que las armas nucleares no pueden ser utilizadas de conformidad con esa ley, sobre todo porque sus efectos indiscriminados masivos hacen imposible distinguir entre objetivos militares y población civil e infraestructura", señaló.

Además, dijo Burroughs, el NPR amplía el papel de las armas nucleares al identificar nuevas circunstancias en las que podrían ser utilizadas, especialmente en respuesta a "ataques no nucleares estratégicos", incluyendo ciberataques.

"Este cambio es directamente contrario al compromiso del TNP de reducir el papel de las armas nucleares en las políticas de seguridad para facilitar el desarme. Es contrario al requisito de la buena fe en la búsqueda del desarme. Y aumenta los riesgos de una guerra nuclear".

Por ejemplo, señaló que los ciberataques aparentemente difíciles de atribuir se considerarán una posible razón para recurrir a las armas nucleares, un cambio que será aún más arriesgado si otras potencias nucleares imitan la política estadounidense.

Rick Wayman, Director de Programas de la Nuclear Age Peace Foundation, declaró: "La revisión no contiene una sola referencia al Artículo VI del Tratado de las Naciones Unidas sobre la No Proliferación de Armas Nucleares, que obliga a Estados Unidos y a las demás naciones con armas nucleares signatarias del tratado a negociar de buena fe por el desarme nuclear".

Esta revisión de la postura señala un cambio tan radical y peligroso en la dirección de la política nuclear estadounidense que los estados de la OTAN se verán forzados a reevaluar sus posiciones para no aceptar y apoyar automáticamente a Estados Unidos en este cambio de política nuclear, agregó.

Según la Federación de Científicos Americanos, Rusia tiene alrededor de 4.300 ojivas nucleares, frente a las 4.000 de Estados Unidos, 300 de Francia, 270 de China y 215 del Reino Unido- todos ellos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Detrás de ellos están las otras cuatro potencias nucleares del mundo: Pakistán (140 ojivas nucleares), India (130), Israel (80) y Corea del Norte (15).

Kingston Reif, director de desarme y reducción de amenazas de la Arms Control Association, dijo que el nuevo NPR rompe con la política pasada de Estados Unidos y "se alinea con las nociones nucleares más agresivas e impulsivas del presidente Trump".

Joan Rohlfing, presidente de la Nuclear Threat Initiative, dijo que el NPR no hace mención alguna a la visión estadounidense de un mundo sin armas nucleares, como Washington ha afirmado durante décadas.

"La conclusión general de este NPR es que necesitamos más armas y más roles para nuestras armas nucleares en nuestra seguridad nacional... [lo que] realmente socava nuestros objetivos de no proliferación y nos hace menos seguros con el tiempo", advirtió.

David Krieger, Presidente de la Nuclear Age Peace Foundation dijo: "La prohibición y eliminación de las armas nucleares es la única opción racional. Los líderes mundiales deben ahora dar el paso adecuado y firmar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares que se abrió a la firma en las Naciones Unidas el 20 de septiembre de 2017". [IDN-InDepthNews - 06 de febrero de 2018]

Foto: El subsecretario de Defensa Patrick M. Shanahan, centro, y el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos Thomas A. Shannon Jr., izquierda, y el subsecretario de Energía Dan Brouillette informan a la prensa sobre la Revisión de Postura Nuclear 2018 en el Pentágono, 2 de febrero de 2018. Fotografía del DoD por la Suboficial de Marina de Primera Clase Kathryn E. Holm

Search

Newsletter

Donate

We are a close partner of the Global Cooperation Council and request your support for continuing to raise international understanding with a view to prohibiting nuclear weapons.



Report & Newsletter

Toward a World Without Nuclear Weapons 2018

Newsletters April 2016-March 2018

Newsletter Archive 2009-2015

QR Code

QR-Code